Remedios caseros para la tos del bebé

La tos es algo muy común cuando el bebé está desarrollando algún ligero resfriado, especialmente en la época invernal. En muchos casos, la tos no implica grandes complicaciones así que, luego de consultar con el pediatra, los remedios caseros se convierten en una opción perfecta para los padres. A continuación te damos algunos remedios caseros muy útiles para combatir la tos.

 

Contra la tos: algunos remedios caseros

Uno de los remedios caseros más populares es la sopa de pollo. Más allá de ser un cliché de las abuelitas el caldo de pollo tiene grandes cantidades de hierro y cinc que realmente ayudan a curar las toses y flemas de nuestros pequeños.

Otro de los clásicos es la miel con limón. El limón es perfecto para prevenir y combatir la tos por su vitamina C y la miel es un excelente cicatrizante y antibiótico  natural. Unas cucharadas de estos dos ingredientes cada día aliviará el ardor en la garganta de tu bebé.

Las infusiones en general son beneficiosas para aliviar la tos así que puedes probar con ellas y endulzarlas con miel para acrecentar su efecto. El chocolate caliente es también un remedio popular, en gran parte porque a los niños les encanta el sabor. El chocolate presenta un componente que es perfecto para lidiar con la tos tan común de las infecciones virales.

Siempre intenta buscar remedios caseros que atraigan a tu bebé con su sabor para que así no se convierta en un tormento el momento de ingerirlos.

Cuando tu bebé presente un cuadro viral es esencial que lo mantengas apropiadamente hidratado. Las infusiones y los jugos de frutas naturales ricas en vitaminas A y C son las mejores opciones en estos casos. Recuerda que siempre que se afecte la salud del bebé  debes consultar con el especialista antes de tomar alguna decisión relativa a los medicamentos y tratamientos que vas a utilizar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *